A diferencia de lo que sucede en los canales offline, en el e-commerce podemos medirlo todo, con una precisión casi absoluta.

Sin embargo, el éxito de una estrategia no consiste en quedarnos con los datos y las mediciones, sino en entenderlos en su conjunto, y tomarlos como “razones para la acción” o insights que fundamenten la consecución de acciones comerciales.

Debemos partir de la premisa de que no todos los clientes tienen las mismas necesidades, son iguales o van a hacer lo mismo a un sitio de venta online.

Una cosa es conocer cuántas visitas, impresiones o clics recibimos y cuánto nos cuesta cada uno, pero para descubrir quiénes son nuestros clientes más valiosos, qué canales, productos o contenido impulsan las compras repetidas y el valor de la vida útil de cada cliente debemos medir y estudiar los datos.

Los datos nos permiten entender a cada persona que pasa por nuestro e-commerce y encontrar los drivers de intención de compra correctos, para diseñar y transmitir mensajes que nos conecten con cada uno de nuestros consumidores.

Es por esto que toda acción comercial en e-commerce debería sustentarse en datos. Los datos convertidos en acciones cambian la definición de una estrategia -que en e-commerce siempre debe ser flexible y dinámica-, estando a la vanguardia de las necesidades del cliente, y no a la diestra de las intuiciones o percepciones subjetivas de los administradores del negocio.

El primer paso para esto es contar con la certeza de la calidad de nuestros datos que nos permita confiar en lo que vemos, y tener la seguridad de que estamos midiendo de forma correcta cada una de las interacciones de nuestros usuarios.

Lo anterior toma relevancia si tenemos en cuenta que el 97% de las empresas de primer nivel hacen un seguimiento incorrecto por errores en la implementación. Un seguimiento equivocado lleva a datos y decisiones erróneas. Por ejemplo, ¿somos conscientes que la redirección a una pasarela de pagos sin una página de respuesta configurada de forma correcta podría interferir con la medición de nuestras conversiones? Este tipo de faltas distorsionan nuestros datos y nos dan falsas impresiones de nuestras campañas de marketing por completo.Por esto, el punto de partida, luego de fijar unos objetivos de mediciones concretos, debe estar en configurar correctamente sus herramientas de medición de datos, etiquetas, píxeles, datalayer, entre otras.

Desde el principio, tener una implementación adecuada es la base misma del éxito empresarial. Muy a menudo, las empresas pasan por alto esta etapa y dan un salto al vacío invirtiendo grandes cantidades de marketing con la esperanza de lograr un alto volumen de ventas, y llegar a optimizar en el largo plazo su costo de adquisición, expectativas que después de un tiempo son controvertidas en una evaluación financiera que muestra un retorno sobre la inversión bajo o negativo.

Las herramientas de análisis de datos como Google Analytics, Tableau, RJMetrics, Kissmetrics o Mixpanel sólo son tan precisas como las implementemos, y cada pequeño detalle afectará nuestros informes. Es crucial que obtengamos una configuración correcta desde el día uno, ya que no podremos volver en el tiempo y modificar los datos. Una buena implementación lleva a buenos análisis y a los resultados correctos.

Después de una implementación correcta podemos confiar en lo que vemos para tomar decisiones basadas en datos. Sin embargo, para hacerlo debemos introducirnos en la información, analizar todos los detalles y ser capaces de identificar patrones, todo lo cual nos consumirá tiempo en demasía y nos exigirá un alto grado de pericia.

Es por esto que necesitamos un equipo de profesionales, especialistas en e-commerce y en el análisis de datos, que nos guíe para saber en qué informes y métricas debemos enfocarnos, y cómo derivar acciones de ellos.

En Emporio Commerce medimos y analizamos de extremo a extremo los datos para nuestros clientes, para que éstos puedan centrarse en lo que más les importa. Desde la recopilación de datos hasta la visualización, auditamos, implementamos, acompañamos en la interpretación de datos a nuestros clientes, analizamos y les proporcionamos dashboards de visualización adaptados a las necesidades de su negocio.

Nuestro know-how en business intelligence y data mining le permite a nuestros clientes confiar en los datos que ven, y ser capaces de convertirlos junto con nuestro acompañamiento en acciones comerciales con altos retornos sobre la inversión.

 

*Ricardo Olmos es Chief Business Development Officer en Emporio Commerce y especialista en Cross Border E-Commerce.